Día de la Hipertensión Arterial

17.5.2016

Día de la Hipertensión Arterial

El día 17 de Mayo ha sido asignado por la Organización Mundial de la Salud, como el Día Mundial de la Hipertensión Arterial. La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que se caracteriza por un incremento de la presión sanguínea en las arterias.

La Hipertensión arterial es uno de los principales factores de riesgo para desarrollar  enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca, insuficiencia  renal, accidente cerebro vascular (ACV) entre otras. Prestar atención a su desarrollo es fundamental dado que es una enfermedad letal, silenciosa e invisible, que rara vez provoca síntomas.
En argentina un tercio de la población tiene la presión elevada
Durante este día se pretende brindar información con respecto a los tratamientos existentes y la importancia de detectar esta enfermedad en una etapa temprana.
La única manera de detectar la presión elevada es con controles periódicos
Se recomienda controlar la presión arterial a todos los mayores de 18 años una vez por año
En la mayoría de los casos la hipertensión no puede curarse, pero puede controlarse. En general debe seguirse un tratamiento regular de por vida para bajar la presión y mantenerla en valores óptimos: menos de 140/90 mmHg/. La medicación es sólo parte del tratamiento de la HTA, por eso es tan importante llevar adelante un estilo de vida que involucre el cambio de ciertos hábitos por otros más saludables.
Recomendaciones 
-Reducir  el peso corporal si tiene sobrepeso y mantener un peso normal.
-Reducir el consumo de sal 
Cocinar sin sal, limitar el agregado en las comidas y evitar el salero en la mesa. Para reemplazar la sal utilizar condimentos aromáticos (pimienta, perejil, ají, pimentón, orégano, etc.) 
Limitar el consumo de fiambres, embutidos y otros alimentos procesados (como caldos, sopas y conservas) contienen elevada cantidad de sodio. 
Reducir la ingesta de alcohol: a no más de 2 vasos por día en los hombres y no más de 1 vaso en las mujeres. 
-Sumar al menos 30 minutos diarios de actividad física aeróbica continuos o fraccionados. 

-Consumir al menos medio plato de verduras en el almuerzo, medio plato en la cena y 2 o 3 frutas por día.
-Reducir el consumo de café.
-Abandonar el hábito de fumar y evitar exposición al humo del tabaco