4 de septiembre : Día Mundial de la Salud Sexual

4.9.2015

4 de septiembre : Día Mundial de la Salud Sexual

DERECHOS SEXUALES Los derechos sexuales y los derechos reproductivos forman parte de los DERECHOS HUMANOS.

Los DERECHOS HUMANOS  son derechos que NOS CORRESPONDEN A  TODOS  por el solo hecho de ser personas, sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición social.
Los derechos humanos reconocen el derecho de las personas a la alimentación, al estudio, a la vivienda, a la salud, a participar de la vida política: a las cosas básicas necesarias que deben cumplirse para garantizar que todo ser humano tenga una vida digna, con libertad e igualdad.



Derechos sexuales

Los derechos sexuales reconocen que todos tenemos derecho a disfrutar de una vida sexual elegida, sin violencia, riesgos ni discriminación.
Cuando hablamos de sexualidad hablamos de la forma en que vivimos y sentimos nuestro cuerpo, deseos, gustos, emociones y fantasías desde que nacemos y a lo largo de toda la vida.
Todos tenemos una sexualidad y la vivimos de distintas formas. 
Los derechos sexuales reconocen que todas las personas tenemos derecho a decidir cuándo, cómo y con quién tener relaciones sexuales. Tenemos derecho a vivir la propia sexualidad sin presiones ni violencia. A que se respeten nuestra orientación sexual y nuestra identidad de género, sin sufrir discriminación. A acceder a información sobre cómo cuidarnos y a disfrutar del propio cuerpo y de la intimidad con otras personas

Derechos reproductivos

Los derechos reproductivos tienen que ver con una parte de la sexualidad: la reproducción, es decir el derecho a decidir si tener o no hijos e hijas.
- Si queremos tener hijos/as, tenemos derecho a elegir con quién tenerlos, cuántos tener y cada cuánto tiempo. También tenemos derecho a la atención de la salud durante el embarazo, el parto y post parto.
- Si no queremos tener hijos/as, tenemos derecho a que nos informen sobre los diferentes métodos anticonceptivos y a acceder al que elijamos. 

La ley nacional 25.673 que crea el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable en el ámbito del Ministerio de Salud de la Nación dice que todas las personas tenemos derecho a:
- Disfrutar de una vida sexual saludable y placentera, sin presiones ni violencia.
- Ejercer nuestra orientación sexual libremente y sin sufrir discriminación ni violencia.
- Decidir si tener o no tener hijos, cuándo y con quién tenerlos, el número de hijos y el espaciamiento entre sus nacimientos.
- Recibir atención gratuita de nuestra salud sexual y reproductiva.
- Obtener información y orientación clara, completa y oportuna sobre nuestra salud sexual y reproductiva, en palabras sencillas y comprensibles.
- Elegir el método anticonceptivo que más se adapta a nuestras necesidades, criterios y creencias.
- Acceder gratis a los métodos anticonceptivos en hospitales, centros de salud, obras sociales y prepagas. 
- Acceder a la atención con garantía de intimidad, igualdad y no discriminación en los servicios de salud

Nuestra obra social posee  son un Programa de Salud Sexual y Procreación Responsable y nuestros Centros de Atención Primaria de todo el país  cuentan  con equipos de profesionales que brindan asesoramiento sobre planificación familiar