Cuidados durante el Verano

5.1.2018

Cuidados durante el Verano

Enfermedades transmitidas por alimentos Son enfermedades provocadas por el consumo de agua o alimentos contaminados con microorganismos o parásitos.

La preparación y manipulación de los alimentos son  factores clave para el desarrollo de estas enfermedades por lo tanto la a actitud del consumidor en muy importante para prevenirlas.

Pueden producir: 
•	Vómitos
•	Dolores abdominales
•	Diarrea 
•	Fiebre 

La intensidad y duración varia de de acuerdo a la cantidad de bacterias presentes en el alimento, a la cantidad de alimento consumido y al estado de salud de la persona

En los niños, los mayores de 65 años  y las embarazadas por su baja resistencia a la enfermedad se  pueden presentar cuadros más graves.


4 PASOS PARA UNA ALIMENTACION SEGURA

Limpiar

- Lavarse  las manos con agua segura  y jabón antes de tocar los alimentos.
- Limpiar y desinfectar el área donde se preparan los alimentos. 
- Lavar las verduras y las frutas con agua segura  antes de guardarlas en la heladera.
- Lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer.

Separar                                                                                        

- Guardar por separado las carnes, aves y pescados para que sus jugos no contaminen otros alimentos
- Evitar la contaminación cruzada, utilizando distintos utensilios para manipular los alimentos crudos y los cocidos.
- Conservar los huevos en la heladera separados de los alimentos listos para ser consumidos


Cocinar 

- Cocinar las carnes hasta que no queden partes rojas o rosadas en su interior y los huevos hasta que la clara y la yema estén firmes.
- Para descongelar un producto dejarlo en la heladera, y no a temperatura ambiente ni lo aproximes a una fuente de calor o bajo el chorro de la canilla.
- No vuelvas a congelar un alimento que ya fue descongelado

Conservar 

- Mantener la temperatura de los alimentos hasta su consumo: si son calientes, calientes y bien fríos los fríos.
- Asegurarse de que los alimentos permanezcan tapados hasta el momento de servirlos y que no pasen más de 2 horas a temperatura ambiente.
- No guardar las sobras por más de tres días en la heladera, y no las recalentar más de una vez
- Mantener la leche, los quesos y los alimentos perecederos refrigerados