Cuidados durante el verano - Golpe de calor

29.12.2017

Cuidados durante el verano - Golpe de calor

Es el aumento de la temperatura del cuerpo como consecuencia del exceso de calor. El cuerpo pierde agua y sales esenciales para su buen funcionamiento.

Los niños menores de seis años, los mayores de 65 años, las personas con alguna discapacidad física o intelectual, los enfermos crónicos y los pacientes cardíacos tienen más probabilidad de sufrir un golpe de calor

Puede provocar los siguientes síntomas 

- Temperatura mayor a 39º C (medida en la axila)
- Sudoración excesiva
- Sensación de sed
- Náuseas o vómitos
- Dolores de cabeza (sensación de latido u opresión)
- Taquicardia 

 En los bebés además se puede evidenciar:
 - la piel muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal.
- Irritabilidad (llanto inconsolable en los más pequeños).

¿Cómo prevenirlo?
- Tomar más cantidad de agua aunque no se sienta sed
- No exponerse al sol entre las 10 hs  y 16hs 
- Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero y anteojos oscuros
- Reducir la actividad física
- Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras 
- Evitar consumir  bebidas alcohólicas.

 Con los más chicos:
- Ofrecer continuamente agua. En el caso de lactantes ofrecer el pecho de manera más frecuente.
- Vestirlos con ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros o incluso desvestirlos.
- Bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia.
- Proponer juegos tranquilos evitando que se agiten.
- Mantenerlos  en lugares bien ventilados o bien con aire acondicionado (ya sea en casa o lugares públicos) cuando la temperatura ambiente es muy elevada.
- Nunca permanezca con ellos dentro de un vehículo estacionado y cerrado

Ante la presencia de cualquier síntoma consulte al centro de salud más cercano.