Bronquiolitis

6.6.2016

Bronquiolitis

La bronquiolitis es una inflamación aguda de las vías aéreas inferiores (bronquiolos). Afecta principalmente a los más pequeños, en especial a los bebés menores de 6 meses, y es más frecuente en los meses del otoño e invierno.

Es una causa frecuente de internación  de niños menores de un año durante el invierno y comienzos de la primavera.

Es una enfermedad bastante común y algunas veces puede ser  grave

¿Cómo se contagia?
El virus se transmite de una persona a otra por el contacto directo con las manos contaminadas con secreciones nasales o a través de gotitas aerotransportadas generadas al toser o estornudar, por aquellos que presentan la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas?
La bronquiolitis suele comenzar como un resfrío. Luego de dos o tres días de ese cuadro, se pueden  presentar alguno de los siguientes síntomas:
- Tos
- Sibilancias (silbidos en el pecho)
- Fatiga
- Fiebre
- Respiración  muy rápida 
- Aleteo nasal o retracción de los músculos del tórax en un esfuerzo por respirar.
- Cansancio.
- Color azulado en la piel, las uñas o los labios debido a la falta de oxígeno (cianosis): en este caso necesita tratamiento urgente.
¿Cómo puede prevenirse?
- Mantener la lactancia materna. 
- Aplicar a los niños las vacunas del calendario de vacunación 
- No exponer a los niños al humo del cigarrillo.
- Lavarles las manos a los niños con agua y jabón con frecuencia. 
- Mantener alejados a los bebés de aquellas personas que están resfriadas o tienen tos. 
 - Si alguien en la familia tiene alguna  infección de las vías respiratorias, debe lavarse las manos con frecuencia, especialmente antes de manipular al niño.
- Ventilar la casa todos los días 

Si tu hijo presenta alguno de los síntomas consulta al centro de salud más cercano